Los apartamentos turísticos dan a los huéspedes mayor independencia que un hotel, los días que dure el viaje, el apartamento pertenece a los turistas que lo han alquilado. Por tanto gozan de libertad horaria en cuanto a entradas y salidas. Pueden comer o desayunar a la hora que les apetezca, no con un horario cerrado y totalmente tasado como ocurre en el caso de los hoteles.

Disfrutarán de mayor intimidad, la vivienda al completo pertenece sólo a los actuales visitantes. No tendrán que compartir baño o cocina con otros turistas como pasa en Hostels o albergues.

Tendrán acceso total a los electrodomésticos, les facilitará hacer el desayuno, hacer la colada o hacer una cena después de todo el día visitando la ciudad.

Será como su segundo hogar lejos de casa, ofrece muchas más comodidades que una simple habitación de hotel. Contamos, como regla general con varias habitaciones, un comedor, una cocina y en muchos casos, balcón, patio o terraza.

Sus características lo hacen más cómodo para familias con niños pequeños o personas con necesidades especiales de alimentación.

En un apartamento turístico es más fácil la convivencia en grupo o en familia, hay muchos momentos que buscamos poder compartir y disfrutar juntos. Y que mejor lugar que el salón de nuestra casa de vacaciones. Hay otras ocasiones en las que queremos intimidad o tranquilidad, disponer de varias estancias o habitaciones facilita mucho las cosas.

Los precios, son mucho más competitivo que tener que reservar dos o tres habitaciones de hotel.

Cada vez está más al alza los turistas que buscan conocer lugares ocultos, situados en zonas no tan turísticas o céntricas, dándoles la posibilidad de conocer zonas urbanas que quizás no aparezcan en las guías turísticas, pero que si poseen una belleza increíble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *